La preparación de alimentos: encontrando el equipo adecuado para cada operación

Una parte crucial para toda operación culinaria es la preparación de alimentos, pero ¿Qué es la preparación de alimentos? Contrario a lo que podamos pensar no es una simple operación, sino que requiere de escoger el equipo adecuado para el menú adecuado.

La preparación de alimentos va desde cortar, emulsionar, licuar, triturar hasta lo que pueda imaginarse referente a esto mismo. Es un proceso clave para el resultado final.

Por ejemplo: en los platillos mexicanos, en ocasiones puede encontrar guacamole y previo al debido plating este tuvo que haber sido preparado.

Entonces la preparación que se le de a los alimentos dependerá mucho del menú.

Sin embargo, hay una parte que dependerá del tipo de operación (un restaurante, cocina central, comisariato, etc.) y esa parte es el equipo para la preparación.

¿Por qué debería invertir en equipo para la preparación de alimentos?

Algo que nos ha enseñado el mundo moderno es que los tiempos de espera son cruciales. Mientras sea mayor el tiempo de espera entre cada cliente, menor es el volumen de comensales atendido y si esta número es menor entonces así mismo son las ganancias.

¿Cuanto tiempo tarda un chef con un tenedor y elementos rudimentarios en preparar guacamole para 200 personas? ¿Cuanto tiempo tardaría el mismo chef si tuviera una licuadora de inmersión?

Esta claro que invertir en este equipo ahorra tiempo, lo cual ahorra dinero y a su vez ahorra personal. En lugar de dirigir recursos hacía preparar alimentos es mejor concentrarlos en otras áreas de la cocina que tal vez necesiten mayor atención y que podrían cerciorar mayores ingresos.

¿Equipo manual o automático?

Aunque parezca que la respuesta es decir: “vamos por el mejor equipo automático”, la realidad es que debemos considerar cual es el fin que pretendo alcanzar y de esa manera escoger el equipo correcto.

El equipo manual tiene ese toque personal del chef quien sabe que no puede tardarse mucho por la rapidez de la operación. Por su parte el equipo automático logra preparar cantidades que serían imposibles de lograr por medios convencionales.

Una ventaja clara del equipo manual es su robusteza que asegura una opción para la preparación que no dependerá de tecnología, pero al mismo tiempo limita su capacidad y tiempo de producción.

El equipo automático puede hacer el trabajo rápido y sencillo, siempre y cuando se escoja la configuración adecuada para cada operación. Posiblemente quiere cortar vegetales y no necesite de una licuadora de inmersión para eso, aunque es un ejemplo obvio, pero siempre es necesario destacar la especificidad de cada operación.

El equipo manual

Dentro del equipo manual podemos destacar fácilmente a la marca Louis Tellier, quienes producen soluciones de alta calidad, duraderas y diseñadas para operadores.

Louis Tellier posee más de 130 años de experiencia diseñando y creando soluciones para la industria. Una de las categorías que conoce muy bien es la de la preparación de alimentos, contando con una amplia gama de equipo como: mandolinas para chef, molinos para pure, prensa de pure, extractores de jugo, etc.

Así mismo, debemos destacar la invención de Dynamic Mixer con su DynaCube. Esta herramienta corta en cubos cualquier tipo de vegetal, fruta o ingrediente que pueda pasar por el orificio designado y destaca por producir grandes cantidades a pesar de ser una herramienta manual.

El equipo automático

El equipo automático tiene como finalidad reducir tiempos y preparar grandes cantidades de alimento. Dentro de esta categoría destacamos a Dynamic Mixer quienes inventaron la turbo-licuadora de inmersión.

Las licuadoras de inmersión de Dynamic tienen distintas configuraciones y con partes desmontables lo cual asegura control de la potencia y el tipo de resultado final que desea para sus alimentos.

Las opciones de Dynamic van desde procesadores pequeños hasta aquellos con la capacidad de producir volumenes mucho más grandes que solucionan necesidades muy específicas. También es importante destacar la variedad de productos finales que ofrece a través de sus licuadoras de inmersión y procesadores instucionales.

Un producto en particular que vale la pena destacar es el procesador de alimentos institucional CL110 que gracias a sus distintas configuraciones no tiene competencia actualmente.

Finalmente, podeos concluir que la preparación de alimentos es crucial para la industria del foodservice. Para algunos se verá como guacamole, para otros ensaladas en cubos y en otros casos pueden ser salsas más complejas.

Toda operación de la industria requiere de especificaciones singulares para poder cumplir con un menú determinado.

Cuando decida invertir en equipo para preparar alimentos piense en el menú al que le está apuntando, luego en el volumen de alimentos que desea preparar y con esto usted tendrá una idea de la necesidad de equipo que posee.

Antes de tomar una decisión es bueno buscar asesoría tanto con chef profesionales como con miembros del equipo de NS Intermarket quienes pueden brindarle mayor información al respecto de procesadores, licuadoras de inmersión y equipo manual.

Puede encontrar más información de Dynamic Mixer y Louis Tellier en los siguientes enlaces: